SHAMBALA ESCUELA DE DIOSES

SHAMBALA ESCUELA DE DIOSES

Editorial:
AMATISTA
Año de edición:
ISBN:
978-84-18716-30-0
Páginas:
114
Encuadernación:
Rústica
14,00 €
IVA incluido
En stock

Este libro trata sobre un lugar mitológico llamado Shambala: fue fundado hace muchííííísimo tiempo por el Señor del Mundo: Sanat Kumara; está en todas partes y a la vez en ninguna, situada entre planos dimensionales y, conocida como Escuela del Aprendizaje, por los Dioses del cosmos ya que es donde entrenan para ser humanos.
Fue concebida nada más y nada menos, que para preparar a cualquier ser que decida venir a la Tierra, a tener un periodo o varios, de lo que denominamos Vida, en un planeta aparentemente lleno de sombras, y a la vez, de la luz más bella del Reino infinito de la Felicidad… La misión de la Escuela del Aprendizaje: prepararnos para afrontar las reglas del juego de este hermoso planeta azul llamado Tierra.
Shambala nos ofrece herramientas para ayudar a gestionar los momentos más difíciles de forma agradable y divertida, con una fórmula infalible para alcanzar la felicidad. A través de la inteligencia emocional, pone a prueba las mentes ilimitadas de sus alumnos. Seres todopoderosos, intentando entender los límites de la mente humana que aún no tienen; se les plantea la separación, donde, en realidad, todos están unidos al mismo corazón. Allí aún saben qué pasa antes de nacer y, después de haber vivido, mientras eligen la vida que tendrán, para que, cuando sean humanos sumergidos en la vorágine de las diferentes sociedades del planeta y se olviden de que son Dioses, salgan airosos de cualquier situación angustiosa, independientemente del momento de vida que hayan elegido vivir, amando de forma incondicional.
La autora ha puesto el acento en hacer este relato lo más amable posible, para el entendimiento de los que se atrevan a posar su mirada en él, es apto para todas las edades porque el ser humano posee todos los tiempos del universo: somos eternos.
Para ti, querido ser humano se ha escrito Shambala Escuela de Dioses, porque eso es lo que somos todos: Dioses perdidos en el olvido, dispuestos a salir del laberinto del Minotauro en el que andamos metidos, estirando del hilo de Ariadna y así llegar a la luz más intensa que podamos alcanzar, Mucho amor.